06.03.2014

Camila O’ Gorman (1828-1848)


compartir

Proveniente de una familia patricia, a los 18 años conoció al padre tucumano Ladislao Gutiérrez, un sacerdote jesuita de 33 años que había sido nombrado párroco de la actual iglesia del Socorro, ubicada en Suipacha y Juncal.  

Camila y Ladislao se enamoraron y decidieron escaparse para poder vivir juntos. El 12 de diciembre de 1847 se fugaron a caballo y se refugiaron con nuevas identidades en la provincia de Corrientes. Mientras el hecho generaba gran escándalo en la sociedad de aquella época, los jóvenes se habían asentado en Goya e inauguraron la primera escuela para niños de esa pequeña ciudad. 

El 16 de junio de 1848 fueron descubiertos y denunciados por un sacerdote que los reconoció. Un día después fueron arrestados y conducidos al Cuartel General de Santos Lugares, principal prisión del régimen rosista. 

Los “reos” no se mostraron arrepentidos y el Gobernador Juan Manuel de Rosas ordenó su inmediata ejecución, sin dar lugar a apelación ni defensa legal. El 18 de agosto fueron fusilados juntos. Camila tenía 20 años y estaba embarazada.