Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat


compartir

Olga Cossettini 141 – Dique 4
4310-6600.


Con una superficie total de 6.800 m2 cubiertos, en sus cuatro pisos se lucen más de 200 obras y objetos de arte pertenecientes a la colección privada de la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat.

Las mismas se exponen, de acuerdo a su procedencia, en dos ejes: el primero propone un recorrido por el arte argentino y el segundo presenta grandes maestros del arte internacional. En conjunto, suman casi 500 metros lineales de exposición.

LAS OBRAS
La elección y distribución de las obras fue decidida en forma personal por la Sra. Fortabat y su iniciativa es sin dudas un legado invalorable, que resume y afianza su conducta benefactora y de mecenazgo con la cultura local.

El recorrido nacional sigue un guión temático-cronológico. Con obras de importantes artistas de nuestro país, distribuidas en las cuatro plantas del edificio, se ofrece un panorama de las principales problemáticas del arte argentino.

Entre las pinturas del siglo XIX se distinguen “Apartando en el corral” y “Los Capataces” de Prilidiano Pueyrredón, mientras que entre las del siglo XX se distinguen “La resistencia” y “El indeciso” de Emilio Pettoruti, junto con “El almuerzo”, de Antonio Berni.

También ocupan un lugar predominante los autores Carlos Alonso, Luis Felipe Noe, Perez Celis y Nicolás García Uriburu.

La colección posee asimismo un ámbito dedicado exclusivamente al arte internacional, con obras de grandes maestros de diversas épocas.

Este sector, ubicado en un espacio privilegiado del segundo subsuelo, alberga las obras más valiosas de la colección: “Juliet and her Nurse”, del inglés Joseph Mallord William Turner y “El Censo en Belén”, del flamenco Pieter Brueghel II.

EL EDIFICIO
El diseño del edificio se integra con el carácter y la escala del barrio, a la vez que se transforma en un marco digno para la exposición y lucimiento de semejantes obras de arte.

Los pisos primero y segundo, visibles desde el exterior, están coronados por una bóveda de vidrio y acero revestida por enormes parasoles de aluminio, paneles móviles que permiten controlar la iluminación de los pisos superiores con su mecanismo de apertura y cierre automático.

La bóveda vidriada crea interiores espaciosos y brillantes con profusa iluminación natural. En este ámbito la atención del visitante hacia las obras expuestas seguramente compartirá protagonismo con las atractivas vistas a la ciudad.

Los pisos subterráneos, de mayor extensión, fueron construidos a escala monumental. La iluminación controlada y la amplitud de estos pisos crean espacios solemnes, que contrastan con los pisos superiores, enriqueciendo el recorrido del espectador y convirtiendo su visita en una experiencia única.

HORARIOS:
Martes a viernes de 12 a 21.
Sábados y domingos de 10 a 21.
Lunes cerrado.

. Visitas guiadas en español
Martes a domingo a las 17hs.