Encarnación Ezcurra (1795-1838)


compartir

Se casó con Juan Manuel de Rosas en 1813. Fue fervorosa colaboradora de su marido, por quien sentía devoción. Actuó en circunstancias difíciles, haciéndose imprescindible para manejar asuntos de gobierno y también comerciales.

Su intervención fue decisiva en la llamada Revolución de los Restauradores, en 1833, que dio por tierra con el gobierno de Balcarce y preparó el ascenso de Rosas al poder. Gozaba de enorme popularidad entre el pueblo, al que protegía y halagaba, recibiéndolo en su casa. Falleció en Buenos Aires y su sepelio dio lugar a grandes demostraciones de duelo por la desaparición de quien recibiera el mote de Heroína de la Santa Federación.