01.10.2015

Meolans en el Paseo de la Gloria


compartir

José Meolans es la novena figura que se suma al Paseo de la Gloria, diseñado para rendir homenaje a los personajes más destacados del deporte de nuestro país

El gran nadador cordobés fue elegido por los vecinos, quienes a través del Facebook de Ciudadanía BA lo seleccionaron para ser incluido en este recorrido de esculturas y baldosas creado en el marco de los preparativos de los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018, que se realizarán en Buenos Aires.

Está emplazado en Costanera Sur, desde la Reserva Ecológica hasta Av. Belgrano. Esta zona se encuentra en un proceso de puesta en valor. Por su proximidad con la Reserva Ecológica, cada fin de semana es visitada por miles de vecinos.

José Meolans nació en Córdoba en 1978 y compitió por primera vez cuando tenía 6 años.  A lo largo de su carrera fue abanderado de la delegación Argentina en los Juegos Panamericanos en Santo Domingo, en Republica Dominicana en el 2003, en la que obtuvo la medalla de Plata de 50m libre y 100m mariposa. Además representó a Argentina en cuatro Juegos Olímpicos: Atlanta 1996, Sydney 2000, en la que obtuvo la posición número 10° en los 100m libre, en Atenas 2004 y Beijing 2008. También participó de los Juegos Panamericanos de Mar Del Plata 1995, Winnipeg 1999 (ganó  la medalla de Plata en 50 y 100m libre y de Bronce en 100m mariposa) y en Río de Janeiro 2007, juego en el cual ganó la medalla de Plata en 100m.

Hasta el momento, en el Paseo de la Gloria están presentes las esculturas de Emanuel Ginóbilli (Basket), Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini (Tenis), Luciana Aymar (Hockey), Roberto de Vicenzo (Golf), Hugo Porta (Rugby), Pascual Pérez (Boxeo) y Juan Manuel Fangio (Automovilismo) y ahora se sumó José Meolans (Natación)

Aún faltan emplazar las de Lionel Messi y Diego Maradona (Fútbol).

Recientemente fueron emplazadas las baldosas de Cachito Vigil (Hockey), Marcos Milinkovic (Voley) y Ringo Bonavena (Boxeo), también elegidos por los vecinos a través de las redes sociales.

El escultor realista Carlos Benavídez es el artista responsable de la realización de las estatuas que componen el Paseo de la Gloria. Las esculturas son realizadas en resina poliéster y fibra de vidrio reforzada. Se aplican entre cuatro y seis capas para obtener una pared de un espesor importante. En su interior se diseña una estructura metálica que acompaña toda la anatomía del deportista y se prolonga en su base a un sistema de anclaje. Esta estructura es rellenada en su totalidad con hormigón, lo que hace que la obra quede totalmente maciza, para impedir así las roturas por vandalismo. Las obras tienen en su exterior un patinado con pinturas, tintas y óleos que imitan el bronce. Esta pátina se protege con una laca náutica de alta resistencia, ideal para estar a la intemperie.

Relacionados
Envianos tu opinión (0)