Monumento a Juan Manuel Fangio


compartir

Blvd. A. Villaflor, a la altura de Aimé Painé

El 15 de noviembre de 2005, DaimlerChrysler Argentina, la Fundación Fangio y Repsol YPF donaron a la ciudad este monumento a escala natural de Juan Manuel Fangio, uno de los corredores más exitosos de la historia del automovilismo y la personalidad más sobresaliente de la Fórmula 1 de la Post Guerra. La inauguración del monumento coincidió con la conmemoración de los 10 años del fallecimiento del quíntuple campeón mundial.

En el monumento, don Juan Manuel posa junto a su Flecha de Plata, un Mercedes-Benz W196. Quienes lo deseen, pueden subirse al cockpit del auto y fotografiarse junto al “Chueco”, como lo apodaban sus amigos.

Creada por el artista catalán Joaquim Ros Sabaté, la obra está fundida en bronce y pesa más de 3 toneladas. Además de la emplazada en Puerto Madero, existen otras cuatro piezas similares alrededor del mundo: en Montmeló, España; Nurburgring, Alemania; Monza, Italia y en Montecarlo, Mónaco.

Fangio nació el 24 de junio de 1911 en Balcarce, 300 km. al sur de Buenos Aires. Su primera carrera fue en 1936. Solo cuatro años más tarde, ganó el Gran Premio Internacional de Argentina. En 1950, corrió para Alfa Romeo y en 1951 obtuvo su primer título mundial. En 1954, ingresó al equipo Mercedes-Benz y ese mismo año se consagró campeón mundial, hecho que se repitió en 1955. Luego del retiro de la marca Mercedes-Benz de la Fórmula 1, obtuvo su cuarto y quinto título mundial en 1956 y 1957, corriendo en un Lancia-Ferrari y en un Maserati, respectivamente. Concluyó su destacada carrera automovilística en 1958, a los 47 años.

En 1974 Fangio fue nombrado Presidente de Mercedes-Benz Argentina. Su estrecha relación con la empresa continuó fortaleciéndose con los años y en 1987 fue designado Presidente Honorario y Vitalicio, una distinción única de ese tipo otorgada por la marca. Falleció el 17 de julio de 1995, acompañado por su familia y seres queridos.