01.03.2018

¿Qué hicieron en el boulevard Rosario V. Peñaloza?

compartir

Durante el segundo semestre del año pasado, el Gobierno de la Ciudad encaró una remodelación del Blvd Rosario Vera Peñaloza, que generó controversias entre los vecinos.

En principio, porque la obra demoró unos cuantos meses, provocando trastornos en un tránsito ya de por si agobiante en horarios pico. En segundo lugar...porque no se termina de comprender qué es lo que quisieron hacer. Se deduce que probablemente el objetivo haya sido lograr una circulación más fluida...pero quitaron los semáforos y en una ciudad en donde el respeto y la paciencia al volante no son una virtud, el principal costo es la seguridad de los transeúntes, que deben tomar mil precauciones antes de cruzar si no quieren ser atropellados por conductores que no frenan ante las sendas elevadas ni respetan la prioridad peatonal.

Ante las inquietudes, NuevoMadero.com decidió consultar al Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Según pudo averiguar, la planificación y ejecución de las obras estuvieron a cargo de la Dirección General de Espacios Verdes, la Subsecretaría de Vías Peatonales y el Ente de Mantenimiento Urbano Integral, todas áreas dependientes de dicho ministerio.

De acuerdo a lo informado, el objetivo principal de la obra fue "generar más espacios verdes en el boulevard".

Descripción de la situación previa
La configuración anterior de la intersección del boulevard producía grandes demoras a los automovilistas, provocando tiempos de espera y maniobras de aceleración y frenado en tramos cortos, lo que contribuía a la contaminación acústica, y al aumento de la emisión de gases de efecto invernadero. Todas estas desventajas generaban molestias en los usuarios y vecinos del barrio.

Obras efectuadas
En coincidencia con los cruces peatonales se realizaron extensiones de veredas conocidos como "orejas" -que tienen como fin acortar los cruces-, reduciendo el tiempo de exposición del peatón. A su vez, generan un resguardo de los vehículos estacionados junto a las aceras. Además, la propuesta incluye la materialización de sendas elevadas que brindan mayor jerarquía al cruce peatonal y obligan a los automovilistas a reducir la velocidad de circulación. Ambas intervenciones contribuyen a la seguridad del peatón.

Con el fin de generar un entorno seguro para los ciclistas, se incorporaron bicisendas segregadas del tránsito vehicular, que se integran a la red actual brindando una conectividad entre la Reserva Ecológica y el paseo costero, con el área central de la Ciudad de Buenos Aires. Esto acompaña los objetivos de la movilidad sustentable, incentivando el uso de las bicicletas en lugar de los vehículos a combustión.

Beneficios
Las obras realizadas mejoraron las condiciones de circulación al incrementar la fluidez gracias a la eliminación de las demoras generadas por la espera en los semáforos, junto con una geometría que disminuyen la velocidad de circulación disminuyendo también la inseguridad vial. A su vez se mejoró la situación de los peatones reduciéndose el largo de los cruces, siendo estos más seguros al ser elevados.

Otros beneficios consisten en un aumento del 30% de la oferta de estacionamiento en la vía pública, y la transformación de más de 3.000m2 en espacio público que eran destinados para el uso exclusivo de los automóviles. Este fue el motivo principal por el que se llevó adelante el rediseño del boulevard: una puesta en valor general para sumar verde.

"Estamos realizando distintas obras en Puerto Madero que buscan mejorar la calidad de vida tanto de sus vecinos como de todas las personas que visitan el barrio diariamente. Con la puesta en valor del boulevard generamos nuevos espacios verdes para todos. Entre muchas de las actividades que realizamos diariamente, buscamos mejorar la circulación y seguridad tanto de peatones como conductores. Estas obras permiten transitar de una manera más placentera la zona", declaró el ministro de Ambiente y Espacio Público Eduardo Machiavelli, consultado por NuevoMadero.com.

Opinión de los vecinos
Por lo que pudimos comprobar, en general los vecinos se mostraron más reacios y fastidiosos durante los meses de obra, ante la incertidumbre y falta de información oficial, que una vez inaugurado. Como señalamos anteriormente, los principales reparos tienen que ver con la seguridad peatonal, debido a que los semáforos fueron quitados para favorecer la circulación. Si bien el diseño incorporó alternativas para reducir la velocidad, se subestimó el poco apego y respeto a las normas de tránsito y convivencia que padecemos, al menos, en esta ciudad. Así como quedó la traza, muchas veces cruzar el boulevard se vuelve una aventura riesgosa.

Por otra parte, desde la administración de Zéncity advirtieron que el acceso al boulevard con palmeras que tiene el complejo quedó muy estrecho y ajustado para maniobrar. La mayoría de los residentes ingresan desde ahí hasta su estacionamiento.

Envianos tu opinión (5)